¿Una sopita de murciélago?

Con todo lo que se estamos viviendo, no se puede evitar pensar en toda esas historias de armas bacteriológicas, terror de gran calibre que nos aterriza en una realidad ¿los virus son los enemigos? o tanto deterioro en el ambiente que afecta a humanos y animales hace que los microorganismos muten y sean razones suficientes para querer huir… ¡pero del planeta!

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Science China Life Sciences, el nuevo coronavirus está estrechamente relacionado con una cepa existente en los murciélagos.

¿Cómo se transmite el coronavirus? Hasta el momento no se ha confirmado el agente portador y el mecanismo de transmisión. Se cree que tiene un vínculo con los mercados de mariscos y venta o contacto con animales de corral o salvajes en el Asia Oriental aunque también se ha confirmado la transmisión de humano a humano.

Aunque las autoridades en México descartan (por ahora) la presencia del coronavirus chino en nuestro país, hay referencia que crecen los casos en muchas partes del mundo. Se sigue en alerta y continúan buscando el origen de la cepa (se sabe que fue en un mercado de comida en la ciudad de Wuhan, China), así como alguna posible vacuna.

Una de las investigaciones que está llamando la atención, es que el coronavirus está estrechamente relacionado con una cepa existente en los murciélagos. “El hecho de que los murciélagos sean los anfitriones nativos de Wuhan CoV (coronavirus) sería un razonamiento lógico y conveniente, aunque todavía es probable que haya huéspedes intermedios en la red de transmisión de murciélagos a los humanos”, dijeron los investigadores.

Ese estudio no especuló sobre qué animal podría haber sido un “huésped intermedio”, pero un segundo estudio de la Universidad de Pekín, publicado en el “Journal of Medical Virology”, identifica a las serpientes como posibles transmisores.
Por otro lado, la revista “New Scientist”, publicó una investigación en la que comparó el genoma de cinco muestras del nuevo virus con 217 virus similares recolectados en varias especies. La conclusión fue que el nuevo coronavirus, identificado como 2019-nCoV, tiene coincidencia con el virus que se encuentra en los murciélagos, pero se parece más al virus que se encuentra en las serpientes.

Una vez dada a conocer esta información, surgieron innumerables fotos de la sopa de murciélago, un platillo ampliamente consumido en Wuhan.

La sopa de murciélago, conocida por los turistas como “Fruit bat soup” se prepara con murciélago cocido abierto y acompañado con fruta o leche de coco. Dicen que sabe a “caldo de gallina” y desde hace mucho tiempo los médicos han advertido de lo tóxica que puede ser para los humanos. El murciélago también se consume en aquella región de forma frita o hervida.

Sea cual sea el origen, tenemos que tener muy presentes las medidas de prevención, no caer en pánico porque comienza el caos e informarnos de fuentes confiables.

Lo que es un hecho, es que este platillo ¡no se ve muy apetitoso!.