La Manteconcha ¡bienvenida al pan mexicano!

El pan dulce mexicano, famoso por su variedad de formas y colores, tiene un nuevo integrante, la Manteconcha. Tan simpático pan es un híbrido de mantecada y concha convertido en tendencia culinaria y viralizada en las redes sociales.

Este bizcocho tiene su origen en los hornos del panadero mexicano Josué Rivera Arriaga de la ciudad de Querétaro. La panadería “El Manantial” desde principios de agosto de este año, se encuentra en la ruta obligada de todo el que quiera conocer y degustar esta rica ocurrencia.

Y es que un país como México, en el que cada municipio, de cada estado tiene su versión de pan dulce, no es nada raro que los panaderos quieran dar su toque personal o darles nombres singulares a sus creaciones.

Llegó a tal grado la sensación y apoyada por la difusión de redes sociales, que fue nota en cada noticiario y muchas personas enfilaron a Querétaro para buscarla. Cuenta el propio Josué que este pan nació en su intento por innovar un producto de cara al día de muertos.

“Vamos a hacer una concha y ponerla en el molde de mantecada y ver qué es lo que pasa, algo así se me vino a la mente, de mantecada, en el momento se me vino eso y pues de ahí surgió, se hizo el proceso, lo metimos al horno y fue el resultado”…

Cuenta que oficialmente, el 10 de agosto nació la “Manteconcha” y para el día 14 del mismo mes, el panadero descubrió que uno de sus clientes le había tomado la foto a su producto y la había subido a Facebook, con un éxito que continúo en otras redes sociales y se extendió a todas las panadería del país.

Tal ha sido el revuelo de la mezcla de panes, que incluso Bimbo, intentó registrar el nombre para su comercialización.

La Manteconcha es pues la pionera de una serie de diversas combinaciones, donde las donas, los  churros y cuanta ocurrencia creativa de los panaderos, es motivo de llamar la atención.

Lo cierto es que sea moda o permanezca, los sabores, colores y variedades del pan mexicano antojan y atrapan, así que te invito, seguramente en la panadería que ingreses, verás una Manteconcha esperando por ti.

¡Está muy rica!